Con sólo 39 años, el animador y cineasta irlandés Tomm Moore ya ha recibido dos nominaciones a los Premios de La Academia en la categoría de Mejor película animada, al presentar obras tan hermosas como The Secret of Kells y The Song of The Sea.

 

The Secret of Kells 05The Secret of Kells, su ópera prima, sorprendió en el año 2009 por la fascinante belleza de sus fotogramas, considerados por la crítica como una obra de arte en sí mismos. Inspirado en la tradición mitológica de las tierras del norte de Europa, Moore ha ensalzado en sus dos producciones el acervo cultural irlandés.

 

Su primera película gira en torno a la creación de El Libro de Kells, o el Gran Evangeliario de San Columba, un códice que fue elaborado hacia el año 800 por los monjes celtas y que hoy en día es considerado uno de los manuscritos iluminados medievales de mayor importancia que ha llegado a nuestros días.

 

The Secret of Kells 04El Libro de Kells está compuesto por los cuatro Evangelios del Nuevo Testamento, y aunque la obra está inconclusa, en parte también por lamentables mutilaciones que sufrió a lo largo de la historia, esto no le resta importancia y belleza, por lo que muchos expertos lo consideran una pieza clave para entender el cristianismo celta, el arte hibernosajón y el arte religioso medieval.

 

De una manera encantadora, Tomm Moore narra la historia de Brendan y su relación con el valioso manuscrito, que llega a la abadía de Kells, liderada por su tío, desde el monasterio de Iona, de donde es sacado en secreto para protegerlo del bárbaro avance de las tropas vikingas.

 

The Secret of Kells 2El pequeño y despierto Brendan, en sintonía con la naturaleza y su entorno, emprenderá un fascinante viaje que nos lleva a conocer un poco acerca de la historia de El Libro de Kells, al tiempo que nos sumerge en un mundo de fantasía y belleza, enfatizada por cada una de las ilustraciones que Moore y su equipo ha desarrollado para esta obra maestra de la animación.

 
En la actualidad El Libro de Kells se conserva en el Trinity College de Dublín, donde fue presentado en el año 1661 por Henry Jones. Desde el siglo XIX el valioso manuscrito es figura central de una exposición permanente abierta al público en la Vieja Biblioteca de Trinity College, y ha abandonado la universidad irlandesa para exposiciones itinerantes en muy pocas ocasiones, la última de ellas en el año 2000.