Diseñar una cubierta para la controversial obra de Vladimir Nabokov fue, por un buen tiempo, un verdadero dolor de cabeza para los diseñadores y las editoriales. Cuando Lolita salió a la luz en el año 1955, el escritor ruso tenía muy clara la imagen que no deseaba para vender su libro y fue bastante enfático con esto: “no quiero niñas en la portada”.

 

Fue así como la primera edición se enfoca en el diseño tipográfico, con un verde sólido de fondo, pero apareció la adaptación cinematográfica de Stanley Kubrick, acompañada de un erróneo poster protagonizado por Sue Lyon con una fotografía de Bert Stern, y las iniciales intenciones de Nabokov se desvanecieron.

 

Stanley-Kubrick-on-the-set-of-Lolita-600x612La imagen de aquella Lolita mirando a la cámara con unos lentes obscuros en forma de corazón y mordiendo una chupeta, abrió la caja de Pandora. Esta imagen, de 1962, no sólo se convirtió en la “lectura” universal de la novela de Nabokov para las cubiertas de muchas editoriales, también fomentó en los diseñadores un reto, y comenzaron a proliferar imágenes que se apoyaban fundamentalmente en la carga sexual de la obra.

 

Olympia Press también fomentó la tergiversación de Lolita, al incluirla en su colección de libros sucios. Desde entonces hasta ahora, la imagen de la chica preadolescente que se convierte en una depredadora sexual ha predominado en el imaginario popular, sin imaginar que esto está muy lejos del mensaje verdadero que transmite la obra de Nabokov.

 

vladimir-nabokovAlgunos se preguntarán: ¿en qué momento el escritor ruso, tan celoso de cuidar su imagen y la de su obra, permitió que las cosas se salieran de control? Para este momento de la historia, Vladimir Nabokov estaba muy ocupado atendiendo la traducción del ruso al inglés de algunas de sus novelas, ya que el éxito de la película de Kubrick catapultó su nombre en la escena de la literatura del siglo XX, y convirtió a Lolita en la obra más controversial de esta centuria.

 

Nos guste o no, las múltiples aristas que contempla la novela del escritor de San Petersburgo, han servido de inspiración a cientos de diseñadores e ilustradores.  El portal Covering Lolita de Dieter E. Zimmer nos muestra 210 portadas provenientes de 40 países y en el año 2013 salió el libro Lolita: The Story of a Cover Girl: Vladimir Nabokov’s Novel in Art and Design, a cargo de John Bertram y Yuri Leving.

 

No.-15.-Kubrick-y-SuseEn una entrevista ofrecida al diario The New Yorker, Bertram asegura que su libro es una vía ideal para acercarse a una conclusión sobre la interpretación gráfica e ilustrativa de Lolita, mientras muchos diseñadores de portada se enfocaron en explorar las posibilidades tipográficas, otros se enfocaron en la vulnerabilidad, la sensualidad y algunos otros se dejaron llevar por lo que Bertram denomina “visión del mundo de Humbert”, enfocando el diseño desde su obsesión.

 

A continuación te presentamos una galería en la que podrás conocer 25 interpretaciones del universo de Lolita, desde dibujos del autor, portadas de libros y el poster cinematográfico de la obra de Kubrick. Si deseas conocer la colección completa, no olvides visitar la página de Zimmer.