La triste historia que acompañó al enfermizo y melancólico escritor inglés J.M. Barrie, autor de Peter Pan, el niño que no quería crecer, obra que surgió a principios del siglo XX y que se convertiría en uno de los clásicos más sólidos de la literatura infantil, nos permite asomarnos a una vida llena de sinsabores, que explica perfectamente su deseo de permanecer en una infancia eterna.

 

Hijo de una familia compuesta por diez hermanos, su padre jamás le prestó la más mínima atención, ni a James Matthew Barrie, conocido entre sus amigos como Jimmy, ni a ninguno de sus hermanos. La muerte de su hermano mayor a los 13 años a causa de un accidente en un lago congelado mientras patinaba, causó un profundo dolor en la madre, que nunca brindó al resto de sus hijos el afecto esperado.

 

james-matthew-barrie-lombre-peter-pan-L-hcqXXULuchando por ganar la atención y el amor de su madre, prefiriendo estar con niños más pequeños, rehuyendo las responsabilidades de la adultez y el temor que la vida de los mayores representaba, J.M. Barrie alcanzó apenas el metro cuarenta y siete de altura y no logró crecer un sólo centímetro más de allí. Algunos biógrafos e historiadores atribuyen su enanismo a causas emocionales.

 

En Londres se hace gran amigo de Arthur Conan Doyle y Robert Louis Stevenson, escritores que conoce en la universidad. Tras divorciarse de Mary Ansell, conoce a los hijos de Arthur Llewelyn Davies y Sylvia du Maurier: George y John, durante un paseo por los jardines de Kensington, el mismo lugar en el que actualmente se erige una estatua de Peter Pan y los Niños perdidos.

 

James JarchéLa amistad de Barrie con el matrimonio Llewelyn toma fuerza con el paso de los años, y los pequeños comienzan a verlo como el tío Jim. A los niños George y John se les unen Peter, Michael y Nicholas. A estos pequeños el autor les narra historias de hadas y piratas, anécdotas que comenzarían a dar forma a la historia de Peter Pan en las tierras de Nunca Jamás.

 

Con la muerte de Arthur Llewelyn, Barrie se hace cargo del sustento económico de la familia, pero en el año 1909 Sylvia du Maurier también fallece y el escritor adopta legalmente a los cinco niños. No obstante, la tragedia se cernía no sólo sobre la vida de James, también sobre la de los cinco muchachos, pues George murió en la guerra, Michael se suicidó ahogándose en un lago de Oxford junto a su amante (era homosexual) y Peter se arrojó a los rieles de un vagón del metro, quitándose también la vida.

 

de5862939ac4d9b3d58b98024322ccf0Tras la muerte de George en 1914, las hermosas historias de fantasía se transformaron en narraciones de una tristeza fantasmal y obsesiva, que se fueron acentuando conforme los hijos adoptivos de Barrie morían, en lamentables circunstancias.

 

La primera aparición literaria de Peter Pan fue en el libro de cuentos Little White Bird, culminado en el año 1904. Este mismo año, Barrie lleva a las tablas Wendy, una obra en la que mostraría buena parte del universo del capitán de los Niños Perdidos, inspirándose en la historia de una pequeña niña que había muerto a los cinco años, y que él había conocido.
 
James Matthew Barrie murió en junio de 1937, aquejado por una neumonía, tras haber vivido una vida nostálgica, marcada por la tristeza y las aflicciones.