La publicación de This Side of Paradise en el año 1920, significó para Scott y Zelda Fitzgerald un cambio radical en sus vidas. El éxito de la primera novela del escritor de Minnesota les permitió, a él y a su esposa, vivir una lujosa vida en la ciudad de Nueva York.

 

Francis Scott Fitzgerald 02No obstante, los excesos y los gastos médicos de Zelda mantenían a Francis Scott Fitzgerald con constantes problemas financieros, por lo que Harold Ober, su agente literario, tenía que extenderle adelantos frecuentemente, hasta que cansado de las deudas del escritor de The Great Gatsby, rompieron relaciones.

 

En 1930 una crisis de esquizofrenia atacó a Zelda y Scott tuvo que postergar el trabajo de su cuarta novela para dedicarse a la publicación de historias cortas que le permitieran hacer algo de dinero. En el año 1932, la esposa de Fitzgerald fue internada en la Clínica Philipps en Baltimore y dos años más tarde vio la luz Tender Is the Night, una obra que recibió críticas negativas, agravando la situación de los Fitzgeralds.

 

H.L. Mencken, amigo del escritor, dijo en una carta de 1934 que “Fitzgerald se encontraba bebiendo salvajemente” y había sido ingresado al hospital de Johns Hopkins al menos nueve veces. Mientras se agravaba la situación para el escritor, en el año 36 recibe una invitación del productor John W. Constantine para irse a vivir una temporada a Hollywood y así trabajar en una comedia flapper, que sería producida por United Artists.

 

El cambio de aires no le hizo bien a la pareja y los problemas maritales entre Zelda y Scott se radicalizaron: ella se volvió más violenta y ansiosa, mientras que él terminó recluido en el Highland Hospital de Asheville, en Carolina del Norte.

 

Fitzgerald se refugia en el Grove Park Inn

 

Así como lo hizo en el verano del 35, Fitzgerald volvió en el año 36 al Grove Park Inn, un hotel de Carolina del Norte donde esperaba encontrar la disciplina, la sanación y la inspiración para su nueva novela; sin embargo, es probable que su estadía en este lugar sea una de las etapas más obscuras de su vida.

 

Grove Park InnBrian Railsback, profesor de inglés y decano del Honors College de Western Carolina University, explica que Fitzgerald había rentado dos habitaciones del hotel: una para escribir, otra para descansar. En esta etapa de su vida, con el propósito de superar su adicción a la ginebra, decide someterse a la “beer cure”, llegando a tomar más de 50 ponies de cerveza al día.

 

Hospedado en el Grove Park, Fitzgerald llegó a los cuarenta años, con la mala suerte de fracturarse el hombro tras una mala zambullida en la alberca del hotel,  luego se resbaló en el baño, perdió la consciencia y fue encontrado en el suelo a la mañana siguiente.

 

Con la esperanza de recuperar algo de reputación, permitió que un reportero del New York Post cubriera el incidente, para sólo capturar la imagen de un individuo que estaba muy lejos de su dorada época del jazz.

 

Francis Scott Fitzgerald 03Tanto el reportaje, como las imágenes que lo acompañan, muestran a un Fitzgerald decadente, física y mentalmente débil, patético, y acompañado constantemente de una enfermera, pues para completar el cuadro de tragedia de su última estadía en el Grove Park Inn, había tratado de suicidarse usando un arma de fuego.

 

La enfermera en cuestión era Dorothy Richardson. Fitzgerald pronto se hizo amigo de su protectora y llegó a redactarle una lista con 22 libros imprescindibles para su educación. La lista salió a la luz hace pocos años, y estos son los textos que este recordado autor norteamericano recomienda leer:

 

  1. Nuestra hermana Carrie -Theodore Dreiser
  2. Vida de Jesus – Ernest Renan
  3. Casa de muñecas -Henrik Ibsen
  4. Winesburg, Ohio – Sherwood Anderson
  5. Cuento de viejas – Arnold Bennett
  6. El halcón maltés – Dashiell Hammett
  7. Rojo y negro – Stendhal
  8. Los relatos de Guy de Maupassant
  9. An Outline of Abnormal Psychology – Gardner Murphy
  10. Cuentos de Chéjov
  11. The Best American Humorous Short Stories  – recopilado por Alexander Jessup
  12. Victoria – Joseph Conrad
  13. La rebelión de los ángeles – Anatole France
  14. Las obras de teatro de Oscar Wilde
  15. Santuario – William Faulkner
  16. Por el camino de Swann, A la sombra de las muchachas en flor, El mundo de Guermantes – Marcel Proust
  17. Viento Sur – Norman Douglas
  18. Fiesta en el jardín – Katherine Mansfield
  19. Guerra y paz – Lev Tolstoi
  20. Obras completas de John Keats y Percy Bysshe Shelley

 

Fitzgerald murió en el año 1940, tras trabajar en algunos proyectos cinematográficos, como el borrador nunca filmado de Gone With The Wind y algunas modificaciones al libreto de Madame Curie, de las que no recibió el crédito. Su última novela, The Last Tycoon, fue una publicación póstuma.

 

Piezas como The Great Gatsby y Tender Is The Night, recibieron el reconocimiento de la crítica y alcanzaron la fama como grandes textos de la literatura norteamericana del siglo XX tras la muerte de su autor.