Ernest Hemingway creó personajes memorables en sus cuentos y novelas inspirado en ‘gente real’, entre ellos padres, amigos y colegas escritores. Pero Hemingway, además, basó sus obras en lugares y hechos reales para crear escenarios y tramas atractivas y familiares al lector. Ya sea regresando al frente italiano en Adiós a las armas (A Farewell to Arms), relatando un encierro de Pamplona en Fiesta (The Sun Also Rises), o representar a un pueblo de pescadores de Cuba en El viejo y el mar (The Old Man and the Sea), Hemingway se apoyó en sus experiencias personales, las amistades y las observaciones para el contenido de su obra, pues él afirmaba que “las novelas solo se pueden escribir cuando se han vivido”.

 

En la nueva biografía sobre el famoso escritor, Influencing Hemingway: The People and Places That Shaped His Life and Work, la autora, Nancy W. Sindelar introduce al lector a conocer a estas personas y lugares que desempeñaron papeles importantes en el desarrollo de Hemingway como un hombre y como artista, y el protagonismo de ellos en sus mejores novelas.

 

Dado que las obras de Hemingway reflejan intereses y aventuras en diferentes etapas de su vida, la creación de un ranking de su magistral trabajo es difícil. Sin embargo, la autora de esta última biografía, ha clasificado sus más aclamadas obras de acuerdo a su vínculo con la vida real y cómo estas han contribuido con el legado de Hemingway.

 

1. Fiesta (The Sun Also Rises, 1926)

En la cima de la lista, este relato refleja la confianza de Hemingway en sus valores tradicionales del medio oeste, y cómo se encontró con nuevas experiencias y valores en la post-Primera Guerra Mundial, en Europa. El uso de amigos y conocidos que poblaban los cafés a lo largo del boulevard de Montparnasse en París, revela su preocupación por la vida sin valor de estos personajes de una generación perdida y el comienzo de su búsqueda personal y literaria de encontrarle un sentido, a lo que parece ser, un mundo sin Dios.

 
En medio de su consumo excesivo de alcohol y el jolgorio de los Sanfermines, Pedro Romero, el matador, se convierte en un héroe. Él se comporta con honor y coraje, y es aquí donde vemos el comienzo de lo que será el Código de Hemingway.

 

El libro también revela el valiente intento de Hemingway por escribir de una manera nueva y diferente, al retratar lo bueno, lo malo y lo feo. Aunque Fiesta fue bien recibido por la crítica, no fue bien recibido por los conocidos de Hemingway que se veían retratados como ‘autoindulgentes’, alcohólicos y promiscuos. Tampoco fue bien recibido por su madre, quien dijo que había producido “uno de los libros más sucios del año.”

 

2. Adiós a las armas (A Farewell to Arms, 1929)

Cuando Hemingway dejó la seguridad de Kansas y se fue a Italia en busca de aventuras como conductor de ambulancias en la Primera Guerra Mundial, consiguió más de lo que había planeado, cambiando así su visión del mundo. Fue herido en las piernas y conoció a una enfermera viviendo una historia similar de amor. Esto le permitió usar sus recuerdos para crear un relato bélico crudo y realista, con descripciones de lugares y acontecimientos, muy superior a lo que lleva al protagonista a tener problemas para alejarse de las armas.
 

Adiós a las armas fue el resultado estas experiencias vividas en Italia, e inicia lo que se convertiría en uno de los temas más dominantes en sus novelas, el enfrentamiento con la muerte. Hemingway en este libro demuestra cómo la guerra puede sacar lo mejor y lo peor de los hombres y las mujeres.

 

3. El viejo y el mar (The Old Man and the Sea, 1952)

Después de la poca aceptación de Al otro lado del río y entre los árboles (Across the River and into the Trees, 1950), Hemingway escribió su novela ganadora del premio Pulitzer para defender su reputación como escritor. Sobre la base de sus experiencias en Cuba, creó el personaje de un viejo pescador, que solo en un esquife, atrapa a un gran Merlín.
 
El anciano abraza el código de vida que Hemingway desarrolló en sus experiencias en la Primera Guerra Mundial, esas experiencias en las que un hombre se enfrenta a un elemento casi invencible. En la lucha contra los tiburones, el anciano personaje representa el coraje y la gracia bajo presión, demostrando que “un hombre puede ser destruido, pero no derrotado.”
 
Las críticas y el éxito del libro eran nada menos que fenomenales. Cosas del destino, Hemingway estaba a bordo de su barco y sobre la Corriente del Golfo, cuando oyó por la radio de la nave que el libro había sido galardonado con el Premio Pulitzer.

 

4. Tener y no tener (To Have and Have Not, 1937)

La creciente conciencia social de Hemingway se refleja en Tener y no tener. Los personajes están basados en personas que el ya famoso autor conoció en Key West, la clase obrera que encontró en los muelles y en el Sloppy Joe, los ricos que amarraban sus barcos en el puerto, y los inmigrantes chinos ilegales que estaban siendo contrabandeados desde Cuba a Key West.
 
En esta novela Hemingway se acerca a argumentar a favor de cambios sociales y políticos necesarios para ayudar al hombre trabajador. Esta obra es una de las novelas de Hemingway que más ha contribuido a extender universalmente su fama de novelista para todo público. El interés está aquí conseguido mediante el vigoroso trazado de personajes, en un mundo en que los ricos son extrañamente insolidarios los unos con los otros, los intelectuales cultivan con premura su mala conciencia y los pobres se sienten unidos entre sí por razones sentimentales.

 

5. Las historias de Nick Adams (The Nick Adams Stories, 1972)

Esta colección de cuentos es uno de los favoritos de los amantes de las obras del escritor, ya que da una idea de la vida del joven Hemingway. De niño, Ernest acompañaba a su padre, el Dr. Clarence Hemingway, quien asistía pro bono a los indios heridos, las mujeres en parto, y diversas emergencias que amenazaban la vida en los campamentos de indios del norte de Michigan. El recuerdo de uno de estos viajes aparece en “campo indio.” El joven Nick está con su padre en una misión médica de un parto. Una mujer indígena ha estado en el trabajo durante dos días, y Nick observa a su padre realizar una cesárea con una navaja esterilizada en un recipiente con agua hervida.
 
Del mismo modo, el lector puede apreciar la relación de los padres de Hemingway en “El doctor y la Mujer del Médico” y la vida en Oak Park después de regresar de la Primera Guerra Mundial en “Inicio de un soldado.”

 

6. Por quién doblan las campanas (For Whom the Bell Tolls, 1940)

Basada en sus experiencias como corresponsal de guerra durante la Guerra Civil española, esta novela contiene los elementos clásicos de Hemingway, un personaje principal que demuestra la gracia bajo presión y una trama que combina el interés y los conflictos asociados con el amor y la guerra.

 
Al igual que con sus otras obras, Hemingway utiliza a sus amistades y experiencias personales. El personaje de Robert Jordan está basado en Robert Merriman, un profesor norteamericano que abandonó su investigación sobre la agricultura colectiva en Rusia para convertirse en un comandante de la Brigada Abraham Lincoln y fue asesinado durante el asalto final a Belchite.

 

María se basa en una joven enfermera del mismo nombre que fue violada por soldados nacionalistas a principios de la guerra. Tres días de la novela tienen lugar cerca de la garganta del Tajo que atraviesa la localidad andaluza de Rondo, donde una masacre política como la dirigida por Pablo tuvo lugar a principios de la Guerra Civil Española.

 
Aunque algunos lectores pueden encontrar los detalles de las batallas algo tedioso, es una de las novelas más populares de Hemingway. El libro fue publicado en octubre de 1940. En abril de 1941 casi 500 000 copias habían sido vendidas, y en enero de 1942, los derechos de la película fueron adquiridos por Paramount por 100 000 dólares.

 
Fuente: Oveja Negra