Edgar Allan Poe 01

La misteriosa muerte del escritor estadounidense parece extraída de una de sus narraciones extraordinarias, cuando, sin saber cómo ni por qué, Edgar Allan Poe fue hallado en Baltimore, presa de un enorme estado de delirio y vistiendo ropas que no le pertenecían, para luego fallecer algunos días más tarde en un hospital sin poder recobrar la lucidez que le permitiera explicar a sus allegados las razones que lo habían arrojado a ese estado de zozobra.

Rufus Wilmot Griswold, enemigo de Edgar Allan Poe y albacea literario de su obra, fue el encargado de escribir la primera biografía completa del autor, donde se vale de la falsificación de cartas para difundir en el ámbito literario la imagen de un hombre depravado, esclavo del alcohol y de las drogas, testimonios que aunque fueron refutados por personas allegadas al creador de El Cuervo, se mantuvieron vigentes por muchos años.

Las narraciones de Edgar Allan Poe se convirtieron, con el paso del tiempo, en fuente de inspiración de muchos autores (basta mencionar al cuentista uruguayo Horacio Quiroga, a quien Borges tildaba sin miramientos de un burdo imitador del norteamericano, restándole mérito a sus brillantes narraciones modernistas), pero también han dado lugar a producciones televisivas y cinematográficas, como La caída de la casa Usher (versionada para la gran pantalla en 1928 y 1960).

The Tell-Tale Heart: delirio y animación surrealista

The Tell-Tale Heart, traducido en lengua española como El corazón delator, ha sido uno de los más recordados y vertiginosos relatos de Poe. En el caso de esta historia, centrada en el delirio de un asesino y de su perspectiva surrealista de un crimen, fue Ted Parmelee el director encargado de supervisar la creación de un corto animado que contó con el trabajo artístico de Pat Matthews y Paul Julian y la narración de James Mason.

Distribuida por Columbia Pictures, la producción se estrenó a finales del año 1953 y en el Reino Unido el corto fue censurado debido a su contenido y violencia. La pieza, producida por Stephen Bosustow, recibió una nominación a los Premios Oscar en la categoría de mejor corto animado y no consiguió el galardón, que fue a parar a manos de los estudios Disney por Toot, Whistle, Plunk and Boom.

The 50 Greatest Cartoons, una publicación de Jerry Beck que se llevó a cabo en el año 1994, sitúa The Tell-Tale Heart en la posición número 24, por debajo de la producción Little Rural Riding Hood, dirigida por Tex Avery para los estudios MGM. A comienzos del siglo XXI, la animación basada en el cuento de Edgar Allan Poe pasó a formar parte del National Film Registry de los Estados Unidos, ya que el material es considerado de “significativa importancia cultural”.

A continuación, la versión animada de El corazón delator de Edgar Allan Poe: