La literatura ha sido para numerosos creadores la semilla que florece transformándose en lienzos, ilustraciones, fotogramas de una película, grupos escultóricos o canciones. Muchos compositores y cantautores han confesado su enorme interés por la literatura y cómo ella les ha insuflado la inspiración suficiente para escribir grandes letras de canciones, que a su vez narran conmovedoras o estremecedoras historias.

 

David Bowie era uno de esos compositores, incluso hay rumores de que era capaz de leer hasta ocho libros en un día. El músico, cuya muerte fue confirmada el pasado 10 de enero en la mañana por sus familiares a través de las redes sociales, no sólo se convirtió en un ícono de la industria musical por sus atrevidas y notables creaciones, también impuso pautas en la moda y creó cánones que muchos intérpretes del pop rock actual, siguen sin titubear.

 
16260046973_0561915cd5_o_d
 

La Galería de Arte de Ontario inauguró a principios de octubre del 2013 una exhibición de David Bowie en la que se incluía, entre otras pertenencias del reconocido músico británico, una lista de 100 libros que el compositor de canciones como Major Tom consideraba indispensables.

 
Collage Bowie 01
 

La lista, presentada en orden cronológico y no de preferencia por su creador, nos muestra la gran admiración que sentía Bowie por la literatura estadounidense de mediados del siglo pasado, enumerando a autores como Truman Capote y Jack Kerouac, entre otros. La compilación va desde el año 1945, haciendo mención a la obra Black Boy de Richard Wright, hasta el año 2008, con el best seller The Age of American Unreason, de la escritora norteamericana Susan Jacoby.

 

George Orwell es mencionado en un par de ocasiones por David Bowie en su lista, con las obras 1984 e Inside the Whale and Other Essays. El controversial autor japonés Yukio Mishima también figura en la lista del músico británico, con la novela El marinero que perdió la gracia del mar, publicada en el año 1963.

 
Collage Bowie 2
 

A continuación, algunos de los títulos que David Bowie aconsejaba leer, extraídos de su lista de 100 recomendaciones literarias:

 

  • The Street, Ann Petry (1946).
  • Lolita, Vladimir Nabokov (1955).
  • On the Road, Jack Kerouac (1957).
  • All the Emperor’s Horses, David Kidd (1960).
  • A Clockwork Orange, Anthony Burgess (1962).
  • The American Way of Death, Jessica Mitford (1963).
  • In Cold Blood, Truman Capote (1965).
  • The Sound of the City: The Rise of Rock and Roll, Charlie Gillett (1970).
  • Before the Deluge: A Portrait of Berlin in the 1920s, Otto Friedrich (1972).
  • In Between the Sheets, Ian McEwan (1978).
  • Flaubert’s Parrot, Julian Barnes (1984).