Además de su notable trabajo como pintor, Salvador Dalí, gran maestro surrealista, se desempeñó en numerosas áreas como el diseño, la cinematografía y la ilustración. Al artista español se le atribuye la creación de imágenes de marca como Chupa Chups, además de haber experimentado en la industria del interiorismo y el diseño industrial, con piezas como The Mae West Lips Sofa (1937).

 

spellbound_2_1410788764_10201020Salvador Dalí no sólo desarrolló algunas escenografías para producciones cinematográficas que recreaban escenas oníricas, también trabajó junto a Walt Disney en la creación del corto animado Destino, un proyecto que inició en 1945 y que quedó  inconcluso, hasta que fue terminado en el año 2003.

 

Esta hermosa producción conjunta inició con la idea de plantear la metáfora del juego de béisbol en la vida, pero acabó por narrar el amor imposible entre el dios Cronos y una mortal. La razón por la que el proyecto fue engavetado se debe a los problemas financieros que Disney atravesó durante la Segunda Guerra Mundial.

 

213Roy E. Disney fue el que decidió retomar la idea cuando se encontraban en medio de la producción de Fantasía 2000. Un equipo de 25 animadores se encargó de descifrar los guiones y apuntes casi crípticos que dejaron Dalí y John Hench, y el corto de seis minutos consiguió presentarse con un gran éxito en el Festival Internacional de Cine de Animación de Annecy en Francia. Fue nominado a los Premios de La Academia en la categoría de Mejor cortometraje animado y se proyectó en el Tate Modern de Londres en la exposición Dalí & Film en el 2007.

 

Adicional a su vínculo con el cine, Dalí también explotó su faceta como ilustrador. En 1969 trabajó en unos heliograbados para  Alicia en el País de las Maravillas, creando 12 ilustraciones en total, una por cada capítulo del clásico de Lewis Carroll publicado originalmente en el año 1865 e ilustrado en aquel entonces por John Tenniel.

 

La técnica del heliograbado se caracteriza por un toque sumamente artístico, permitiendo obtener una extensa gama de colores y tonos sumamente saturados e intensos. La versión clásica de este método, que surgió con Joseph-Nicéphore Niépce, consiste en el uso de cola bicromatada y del aguatinta en las planchas, que una vez aceradas se imprimen. En el caso de las piezas desarrolladas por Dalí, la psicodelia y lo onírico juegan un papel crucial en su estética.

 

Maecenas Press – Random House  fue la casa editorial neoyorquina que hizo el encargo de las ilustraciones a Salvador Dalí a finales de la década de los sesenta. El libro fue considerado una de sus obras maestras y se cree que la colección de obras de Alicia en el País de las Maravillas es una de las invenciones de Dalí más buscadas por los seguidores del pintor español.

 
Es difícil dar con esta colección pero hay algunas copias originales en internet que se venden por más de 13.000 dólares.